Qué es y qué no es Poliamor

Qué es y qué no es Poliamor

Socialmente se nos ha condicionado a que sólo podemos amar, románticamente hablando, a una persona en nuestra vida, paradigmas como la media naranja, el amor de tu vida, la mujer ideal, e incluso el príncipe azul están bastante arraigados en diversas culturas. Pero entonces, si en determinado momento sentiste amar a alguien y por cualquier causa la relación terminó ¿implica entonces que realmente no fue amor? O si una persona enviúdese ¿eso representará que nunca podrá enamorarse de nuevo porque ya tuvo su “cuota” de amor “verdadero”?

Claramente en esto influye cuál es el concepto que tenemos del amor, y en ese sentido existen tantas visiones como personas en el mundo. Lo que para ti significa el amor seguramente no representará en lo más mínimo la noción de alguien que vive en otro país, con cultura, edades y experiencias diferentes. Sin embargo, a pesar de las variaciones en las definiciones de cada individuo, unas de las características que generalmente se repiten de manera constante son el apego y la posesión: Si nos amamos eres mío(a) y sólo me disfrutas a mí, y yo soy tuya(o) y solamente te disfruto a ti, sin cabida a nada más en la ecuación.

En este aspecto siempre se me viene a la mente y coloco este ejercicio:

Piensa por un instante en tu sabor de helado favorito, el que más disfrutas, el que realmente te encanta desde la niñez. Una vez lo tengas determinado piensa en tu comida favorita, la que más degustas, la que mejores recuerdos te evoca, para algunos será algo aparentemente sencillo como la pizza, mientras para otro será un elaborado platillo de su restaurante favorito, y para alguien más será eso que probó en ese viaje único y que nunca has podido repetir. Ya teniendo ambas cosas claras en la mente, imagina que por el resto de tu vida (serán más o menos años según tu edad y expectativa de vida) sólo podrás elegir ese sabor cada vez que tengas la oportunidad de comer helado, y por ninguna circunstancia te verás tentado a saborear otro. Y con respecto a la comida, imagina que diariamente, durante desayuno, almuerzo, merienda, cena, brunch y cada vez que sientas apetito sólo comerás el plato que escogiste.

Es posible que después de un tiempo te aburra, también puede ser que aunque pasen muchos años igual te siga gustando y lo desees aunque el disfrute no sea el mismo de ese primer bocado que te enganchó, o en el mejor de los casos quizás encuentres la forma de cada día durante el transcurso del tiempo, variar las cosas, encontrarle maneras y gustos diferentes y que siga siendo lo único que deseas para el resto de tu vida, aunque sabemos que no será lo que imagine la mayoría.

Aunque es un ejemplo un poco radical, la experiencia se puede trasladar de cierta forma a las relaciones de pareja, cuando decidimos que sólo podemos disfrutar románticamente con una persona por el resto de nuestra vida, y al mismo tiempo esa otra persona tampoco podrá experimentar nada más. 

Es en este punto en que aparece el Poliamor y estipula una forma de amar en libertad, en la que de manera consensuada, con responsabilidad y respeto se pueden establecer relaciones románticas, íntimas, sexuales o no, con más de una persona simultáneamente.

Características del Poliamor

Aunque es un tema que genera muchas dudas por lo que suele ser bastante complejo, resumimos acá los principales rasgos del poliamor.

1.- No hay un patrón estándar: Las relaciones poliamorosas pueden tener diversas estructuras, así como pueden existir triadas en las cuales todos los individuos están involucrados entre sí, donde por lo menos uno es bisexual, como también puede suceder que existan varias dentro de una macro relación en la cual no todos están unidos los unos con los otros, esto sobre todo suele darse en las parejas heterosexuales.

2.- Todos deben estar de acuerdo en el estilo de relación que llevan y ser conscientes de las implicaciones.

3.- La responsabilidad afectiva y sexual siempre serán de vital importancia para resguardar la integridad de todos los involucrados.

4.- Cada relación estipula sus acuerdos en función de sus prioridades y valores: Es posible que en una relación esté acordado que la comunicación sea constante para estar al tanto de lo que hace la otra persona o con quien se involucra, así como por el contrario puede decidir mantener en privado los detalles de sus relaciones o encuentros con otras personas.

5.-En cuanto al manejo de los celos, aunque es imposible decir que son inexistentes, la realidad es que en las relaciones poliamorosas se presentan en una medida mucho menor que en las relaciones monógamas. Esto se debe a lo mencionado inicialmente con respecto a que no se ve el amor y por ende a la pareja con un instinto de propiedad, sino desde el acompañamiento y el disfrute. Y contrario a lo que sucede en la monogamia, la felicidad radica también en ver a la pareja ser feliz y sintiendo placer aunque no sea necesariamente con nosotros siempre.

6.-Poliamor no implica promiscuidad, el que tengas apertura a relacionarte con más de una persona no implica que desees tener relaciones sexuales con todas las personas que conozcas. Incluso existen relaciones poliamorosas que están basadas en el amor y una conexión espiritual y en las cuales el plano sexual no interviene.

Qué no es poliamor

1.- La infidelidad: En las relaciones poliamorosas todos están conscientes y aprueban la interacción con otras personas, mientras que en la infidelidad siempre hay alguien que no está al tanto de lo que sucede y generalmente es quien sale perjudicado(a).

2.- La poligamia: En las relaciones Polígamas es un solo individuo, sea hombre o mujer, quien tiene la potestad de tener varias parejas de manera simultánea, quienes solamente estarán involucradas con esa pareja principal. En el Poliamor todos los involucrados tienen la libertad de relacionarse de manera consensuada en otras relaciones

3.- Orgías, Swingers: los encuentros casuales y con único interés sexual no son poliamor pues precisamente no establecen un vínculo amoroso y prolongado en el tiempo.

En fin, aunque dicen que en la variedad está el gusto y muchos creemos que la vida se trata de vivir la mayor cantidad de experiencias posibles, sea cual sea el tipo de relación que desees llevar, monógama o no, lo importante es que sea consensuado, todas las partes estén a gusto, lo disfruten y nadie dentro o fuera de la relación termine perjudicado.

Deja un comentario

Cerrar menú
error: Este contenido esta protegido por Derechos de Autor!!!
×
×

Carrito