Recomendaciones para tener un trío o intercambio de parejas por 1° vez

Recomendaciones para tener un trío o intercambio de parejas por 1° vez

Cada vez es más común escuchar o saber de personas que forman parte del mundo swinger (intercambio de parejas) o de matrimonios que incluyen a un tercero para tener un trío y avivar la llama de la pasión.

En el caso de los tríos la configuración varía según los gustos, preferencias o deseos, por ende, estos pueden ser:

  • Hombre–mujer–hombre
  • Mujer-hombre–mujer
  • Hombre–hombre–hombre
  • Mujer–mujer–mujer

Como pueden ver, en los gustos se rompen los géneros, sólo es cuestión de encontrar la combinación que funciona para ti y tu pareja.

En el caso del intercambio de parejas, la premisa básica es: disfruto verte disfrutar, por lo tanto, si no eres de este tipo de personas, lo mejor es que no lo intentes. Una cosa importante, hacer este tipo de prácticas sexuales o no, no te hace mejor o peor persona, hay gente que prefiere mantener una postura convencional o tradicional en sus relaciones y esto es respetable, además de aceptable.

La segunda premisa tiene que ver con: Te amo tanto y estoy tan seguro(a) de ti, que puedo y me gusta verte disfrutar con alguien más. Las emociones o sentimientos no forman parte del proceso, es una acto meramente físico o sexual. No se hace para romper matrimonios, es una alternativa que permite a las parejas erradicar el engaño y la infidelidad, al permitirse experimentar con otras personas. De igual forma, si esto no es lo tuyo, es respetable, las relaciones de exclusividad sexual es algo que también les funciona a muchas personas. Sea lo que sea que desees, siempre debe ser hablado, consensuado y respetado. Lo que siempre se debe evitar es que alguien salga lastimado.

Los tríos o los encuentros swingers, son actos que resultan un proceso altamente erótico, sin embargo, es algo que no es para todo el mundo. Es fundamental que te preguntes y lo converses con tu pareja, si de verdad es algo que quieren y si les puede funcionar de alguna forma, lo principal es que sea placentero y provechoso para los involucrados.

En función de esto, queremos darte una serie de recomendaciones, que te pueden ayudar, si decides iniciarte en este tipo de prácticas sexuales:

  • Es fundamental ser muy open mind, o sea, de mente muy abierta, sin prejuicios, ni paradigmas sociales. Si vez este tipo de cosas como algo malo o aberrante, será difícil de hacer, ya que tu sistema de creencias te llevará a pensar cosas como que te irás al infierno por tu falta de moral.
  • Evita hacer este tipo de prácticas solo por complacer a tu pareja, menos si te amenazan con dejarte al no acceder. En el sexo todo es consensuado y como dice una de las reglas de oro de los tríos o swingers, no es no. Así que, por amor o por derecho, se respetan las decisiones de quien no quiere.
  • Empezar a  hacerlo para salvar una relación, no es recomendable. Empezar a experimentar cuando las cosas no están bien entre ustedes, puede ser contraproducente. Primero fortalezcan la relación y luego cuando ya estén mejor, pueden pensar en abrir la posibilidad de hacerlo.
  • Ojo con los celos, sí sabes que no te gusta compartir lo que consideras “tuyo”, es mejor evitarlo, no te obligues a hacerlo, sólo para demostrar que si eres capaz de aguantarlo o manejarlo.
  • No es un concurso de belleza, así que no te comparares con el cuerpo de los demás, puedes ofender o peor aún tu autoestima se afectará negativamente. El peso, la altura, el tamaño y forma de los genitales, pasan a un segundo plano en este tipo de prácticas, por lo que los complejos de superioridad o inferioridad, hay que dejarlos afuera, entendemos que a veces resulta difícil, pero quienes tienen este tipo de prácticas solo buscan un placer físico o sexual.
  • En este tipo de actos, no se involucran sentimientos, como ya hemos dicho es un proceso netamente físico, a menos que se trate de una relación poliamorosa, pero si es una práctica casual u ocasional, el corazón no entra en el juego.
  • Es importante evitar situaciones de riesgo, como involucrar recién conocidos, en lugares poco seguros. Hoy día existen sitios especializados en fiestas o encuentros swingers donde existen ciertos niveles de seguridad que minimizan los riesgos, evita hacerlo con cualquiera en la calle solo porque te cayó bien.
  • La salud y el cuidado es algo que no se negocia, el uso de preservativos es una condición que debe estar siempre presente. Estar limpios, con el cuerpo y los genitales bien aseados, además de estar sobrios, es fundamental, por lo que el alcohol y las drogas tampoco son parte de la ecuación.
  • Recuerda siempre que se trata de una práctica sexual más y no la única forma de obtener altos niveles de placer sexual, es para dar variedad en el disfrute sexual, no lo vuelvas algo exclusivo.

Como dato adicional, es importante que sepan, qué tipo de actividades de índole sexual realizan los swingers:

  • Voyeurismo: Ver a otras personas relacionarse sexualmente. Tener sexo con tu pareja mientras otras personas te observan.
  • Intercambio suave (Soft Swing): Besar, acariciar o tener sexo oral con una tercera o cuarta persona, es decir, alguien que no es tu pareja.
  • Intercambio total (Full Swap): Penetración sexual con algún otro además de tu pareja.

Partiendo de estas recomendaciones, ya tienes una primera mirada de lo que implica cumplir la fantasía de estar en un trío o en un intercambio de parejas. Adicional a lo expuesto aquí te recomendamos leer nuestro artículo sobre las Reglas de oro a la hora de hacer un trío o ser swingers.

Rafael Tapias

Director Especialista Dinámica Social y Ecología Humana, Investigador, Escritor, Conferencista, PsychoSocial Trainer

Deja un comentario

Cerrar menú
error: Este contenido esta protegido por Derechos de Autor!!!
×
×

Carrito